lunes, 17 de mayo de 2010

Segundo capitulo, espero que os guste, comentadme y decirme que os parece acepto consejos jeje

Besos

Capitulo 2 : Mudanza

- ¿Te gusta?-verdaderamente era un loft solo había 3 puertas sin contar la de la puerta principal, la casa era el salón y la cocina, y menuda cocina, en cada extremo de la casa había una puerta que supuse que serian las habitaciones y yo estaba deseando ver la mía aunque estuviera vacía, era la primera vez en mucho tiempo que me sentía... feliz.

- Papá es... precioso no me lo imaginaba así.

- Me alegra que te guste-tenia una sonrisa de oreja a oreja y me la contagio no podía dejar de mirar las paredes eran de ladrillo tenia un aspecto moderno ya que había una pared cubierta de color y de un color blanco roto, era la pared de mis espaldas.

- ¿Quitamos el cartel ya?

- Te cedo el honor bichito descuelga lo esto ahora es nuestro.

- Ala orden-le oí hablando con los hombres de la mudanza diciéndoles donde debería ir cada caja.

- El cuarto de la izquierda es tuyo Alex ¿por que no vas y le echas un vistazo?

Deje el cartel encima de la barra americana de la cocina y me dirigí hacia mi espacio personal, cuando entre lo primero que vi fue la ventana, una gran ventana con pequeños asientos acolchados, sin duda papá pensó en todo. En mi antigua casa, en mi cuarto había una pequeña terraza que apenas usaba ya que me gustaba mas salir y sentarme en un pequeño hueco del tejado donde mi madre ya dándose por vencida al saber que saldría si o si coloco unos enormes cojines marrones, nos encantaba salir y tirarnos horas sentadas mirando las estrellas mientras me contaba cual era cada una de ellas y se inventaba historias. Especialmente recuerdo una que me contó de niña ya que le pregunte que por que el sol y la luna estaban enfadados ya que cuando uno salía el otro se escondía a lo que ella contesto entre risas:

- No cariño no están enfadados, son los eternos amantes, el sol es el príncipe Solemne y la luna es la princesa Lunari se enamoraron siendo mortales y su amor fue tan grande que las estrellas no podían dejar que eso se consumiera y los transformo en guardianes uno de la noche y otro del día, el príncipe Solemne fue sol ya que era radiante con un pelo rubio y unos ojos verdes esmeralda profundos y por que siempre estaba sonriendo, y la princesa Lunari fue luna por que era la mas hermosa de todo el reino y quiso que las personas pudieran admirarla sin dañar la vista, ellos son los que cuidan que las personas encontremos a nuestra pareja ideal ya que eso no se busca se encuentra y siempre cuando mas lo necesitas como papá y yo- Jamás se me olvidarían esas palabras el único consuelo que encuentro es cuando cae la noche y las estrellas salen a dar la bienvenida imagino o quiero creer que ella esta siempre la mas cercana a la luna observándome desde arriba.

- Y bien ¿Que te parece?- Me saco de mi ensoñación, no me atrevía a mirarle ya que había empezado a llorar y no quería que me volviera a ver así savia que eso le partía el alma y era lo ultimo que quería.

- Es magnifico papá ¿como lo has echo?

- Creí que te gustaría lo, mande hacer cuando lo compre pensé que seria un buen lugar para escribir tu... diario.

- Es el lugar perfecto papá gracias- Seguía dándole la espalda ya que no podía dejar de llorar me era imposible parar realmente seria el mejor sitio para escribir.

- Voy a ir a ayudar a los de la mudanza e iré colocando algunos muebles quiero que estemos a punto antes de que empecemos el ultimo curso.

- Voy a ser la mas popular de todas, nueva en el último curso y mi padre es el nuevo directo del instituto me lloverán ofertas para el baile de fin de curso.

- ¿Para que quieres ofertas? yo iré contigo y te pisare los pies al menos que...me enseñes a bailar.

-Papá...-vi su rostro reflejado en el cristal de la ventana estaba triste, estaba asustado por mi contestación, yo... había dejado de bailar des que... desde que solo éramos yo y mi padre- Papá aunque te enseñe a bailar me seguirás pisando tienes la coordinación don el saber cocinar jajajaja.

-¡Eh! tengo previsto aprender a cocinar no quiero activa esta noche la alarma anti incendios al menos no el primer día jajaja.

- Eso quiere decir que comeremos ¿fuera?- esbozo una gran sonrisa y agachando la cabeza empezó a reírse por lo bajo.

- Si, además tenemos que conocer la zona para saber cuantos restaurantes son aceptables y a cuales debemos ir solo a pedir agua jajaja.

- Señor Crowly donde quiere que dejemos los sofás-el jefe de mudanza había dado con nosotros fácilmente claro que la casa era pequeña y no había mucho donde buscarnos.

- Voy con usted así me siento útil y hago algo.

- ¿Te ayudo?

- No cielo ¿por que no te das un baño te relajas y luego te preparas para salir?

- Me parece una buena idea ¿Donde esta la caja de las toallas?

- Ahora te llevo una cuantas tranquila cielo-Le vi salir de la habitación y con el aquel hombre bajito y regordete con cara de bonachón.

Espere a que mi padre me trajera las toallas gracias a dios tenia baño en mi habitación si tenia que salir hay fuera con toda esa gente ¿y si entraban sin querer? la bañera aun no tenia cortinas así que gracias a dios que estaba en mi cuarto. Abrí el grifo y ajuste la temperatura del agua puse el tapón cuando creí que estaba a mi gusto y deje que se llenara- ¿y Oxford? En la cocina.

Salí corriendo hacia el salón rezando que ninguno de los presentes le diera por abrirlo por una confusión.

- ¿Papá has visto a Oxford?

- ¿Quien es Oxford? ¿No me habrás metido sin darme cuenta un ratón de esos que te gustan?

- Mi cuaderno papá y no, no e traído ningún ratón que por cierto se llama cobaya no ratón no es lo mismo.

- ¿Se refiere a esto señorita?

- Si, gracias ¿Donde estaba?

- Lo a encontrado mi hijo Connor se le a debido caer de la mochila en el ascensor.- Perdería mi propia cabeza si no la tuviera pegada a los hombros voy a ponerle un altar a ese tal Connor.

- Gracias muchísimas gracias... ¿Harper?

- Jack y de nada aunque a sido mi hijo quien lo encontró no yo

- Si me dice donde esta su hijo iré y se las daré yo misma las gracias

- Ya le e librado de las ataduras del trabajo estará ahora mismo disfrutando de sus últimos días de libertad antes de empezar el instituto.

- Valla pues dele las gracias de mi parte realmente me a salvado la vida- Me miro con una cara de ¿un cuaderno es tu vida? claro que el no savia lo que había escrito bueno lo que habría escrito en esas hojas dentro de poco.

- Se lo diré

Me dirigí hacia mi habitación no sin antes agradecerle de nuevo el haberme traído el cuaderno y lo mismo hizo mi padre.

Abrí el cuaderno y mire lo ultimo allí escrito esta noche escribiría un poco y estrenaría mi rincón estrellado.- ¿Yo no e dejado...? ¡El agua! Salí corriendo hacia el baño menos mas que llegue a tiempo sino en vez de incendiar el primer día la casa la inundaría yo por despistada. Me quite la ropa y me sumergí en el agua pensado si ese tal Connor iría a mi instituto y si así fuera a que curso quería tener al menos a alguien conocido allí, imagine una y mil veces como se habría encontrado el cuaderno el antes que nadie y lógicamente pensó que era nuestro ya que estábamos de mudanza, no se cuanto tiempo permanecí en el agua pero mi piel ya se estaba empezando a arrugar y decidí que ya era hora de salir además hacia ya un rato que no escuchaba ruido con lo cual seria por que los hombres ya se habrían ido.

Salí de mi relajante baño y quite el tapón de la bañera, me envolví en una toalla y salí del cuarto de baño, empecé a rebuscar en la maleta, me puse lo primero que vi, unos pantalones vaqueros holgados y una camiseta de tirantes blanca, me estaba vistiendo cuando mi padre llamo ala puerta, al parecer estaba hambriento ya que parecía impaciente.

- ¿Alex esta lista?- Definitivamente estaba hambriento, al igual que yo.

- Si papá me estoy terminando de vestirme no tardo ni 5 minutos.

- Vale- le escuche marcharse, pero no se fue muy lejos se lo oía revolotear en mi puerta estaba impaciente y a mi me estaba poniendo nerviosa.

- Ya podemos irnos, ¿que te apetece comer?- Me miraba de arriba abajo y no se por que iba normal.

- ¿No tienes calor con esos pantalones?

- ¿Quieres que rebusque en la maletas hasta que de con un pantalón corto?- Le decía sonriendo.

- No hace falta esta preciosa

- ¿Y bien que quieres cenar?

- Pizza, me apetece pizza

- Me has leído la mente- No tardamos mucho en dar con una pizzería, pero a mi se me hizo eterno mi estomago cada vez rugía con mas intensidad y mi padre me acompañaba en la sintonía.

Cuando entramos no había mucha gente solo un pequeño grupo de chicos cenando. No tardaron mucho en atendernos pero si en servirnos la cena o al menos para mi.

- ¿Nerviosa?

- ¿Nerviosa por que?

- Dentro de una semana empiezas el instituto

- y tu también jovencito, jajaja, papá... ¿como iremos al instituto?

- En... ¿no quieres ir con el nuevo profesor sexy?, jajajajaja

- Papá, no es eso, es simplemente que necesito un coche y no solo para ir al instituto

- ¿Y para que mas? dame argumentos contundentes

- ¿Y si tengo que ir ala biblioteca y tu no estas?, ¿O ir a cualquier lado?... Papá ya tengo casi 18 y no te quiero tener de chofer tu también tendrás cosas que hacer.

- ... Mañana iremos a buscar uno de segunda mano y si están bien de precio y en buen estado lo cogeremos- Empecé a dar pequeños botes el mi asiento no me lo podía creer había accedido y no me había costado casi nada convencerlo.- ¿Tienes alguna preferencia?

- Solo que no me deje tirada en mitad de la carretera

- Pues mañana iremos a mirar- Me señalaba con el dedo en modo de aviso no quería que me hiciera ilusiones, convencerle me había costado poco, pero encontrar el coche que cumpliera todas sus expectativas iba a ser difícil pero no por eso imposibles.

Terminamos de cenar y decidimos ir a dar un paseo antes de subir a casa.

- Papá ¿Por que elegiste San diego?

- Es donde me crie yo antes de que los abuelos se mudaran a Colorado, siempre quise volver aquí ¿No te gusta este lugar?

- Si, no es eso era simple curiosidad ¿Por que no nos mudamos aquí antes de que Mamá...?-Me arrepentí de realizar la pregunta no se si quería que me respondiera, a lo mejor aun le resultaba doloroso hablar de ella.

- Tranquila cielo esta bien, tu madre siempre decía que la playa para las vacaciones jajaja y bueno tampoco estaba mal Salt Lake Sity ¿no crees?

- No nada mal, Pero me gusta pasear por la playa de noche, la arena no quema, jaja- Mire de reojo hacia el y tenia la cabeza agachada, seguramente estaría recordando a Mamá, nuestra casa, su antiguo trabajo...- ¿Papá estas bien?

- Si, tranquila, solo estaba recordando viejos tiempos.- no savia si preguntar yo misma nunca hablaba del tema y no quería sonsacarle nada.- ¿Sabes cuantas veces me tuvo que llevar el abuelo a urgencias?

- A urgencias ¿Por que?

- Bueno tu padre en sus tiempos era surfero, jajaja, cuando empecé se me daba realmente mal no me sostenía en la tabla ni aunque echaran pegamento, y me abrí varias veces la cabeza con la tabla... tu abuela quería quemarla, decía que como siguiera así el medico ya no se molestaría en coserme la herida me pondría grapas que salía mas economico, jaja.

- Um... así que Surfero ¿eh?, ¿Me ensañarías a mi?

- Eso fue hace mucho seguramente volvería a darme con la tabla y tendrías que llevarme tu a urgencias

- Por eso necesito también un coche jajajaja

- Ya, anda subamos a casa, mañana tenemos muchas cosas que hacer, listilla

- ¿Sabes volver?

- Si ¿Tu no?

- Claro que si... siguiéndote a ti seguro que llego

Cuando llegamos a casa me tuve que poner a hacer la cama y solo me apetecía tirarme encima de ella y dormir hasta que se me permitiera, pero aun tenia que hacer una cosa antes de irme a dormir.

Querido Oxford, hoy ha sido un día realmente largo y agotador pero prometí desahogarme contigo, dura tarea la tuya ya que tengo mucho que decir.







5 comentarios:

  1. Ya decía yo que me iba a gustar el padre, así que era un surfero, y ahora un profesor sexy, jeje.
    La historia de la luna y el sol, me ha encantado.

    Espero el siguiente.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Enternecedora historia, la explicacion que le da la madre me llego al corazon, y el padre ¿surfero? coincido con Iris, menada historia nos estas preparando, ya teno ganas de leer mas y mas y mas.

    Besitos


    Bonnie

    ResponderEliminar
  3. Estupendo este 2º capítulo, en serio.

    Esa historia del sol y la luna es realmente preciosa.

    Y la relación entre ellos no podía ser más enrollada. Si Alex es un encanto, el padre no lo es menos. Yo quiero un ligue así, por lo tanto ¡me le pido! Jeje.

    Ese Conor ¿tendrá algo que ver en su vida? Ya veremos que pasa.

    Tengo que ser sincera y sin ánimos de ofender, sólo le veo un fallo y son las faltas de ortografía, por ejemplo: llevar no es con b, saber no es con v, etc y con eso no quiero decir que yo sea perfecta a la hora de escribir, porque no lo soy, pero sólo se trata de un consejo, por lo demás, te aseguro que me gustó mucho.

    Por cierto, ya descubrí un truco para leer sin problema, con seleccionarlo todo se ve perfectamente, porque de lo contrario es difícil.

    Muchos besos y aquí estaré para saber que pasa en el 3er capítulo.

    ~Ade~

    ResponderEliminar
  4. Hola saludos y gracias por pasarte por mi blog (HermosaLectura) me gusta mucho tu historia y al igual que las chicas coinsido en que la historia de la luna y es sol es preciosa ya me tendras aqui para el tercer capi, y es verdad somo unas Yogurinas como dices tú, pero con muchas ganas, te repito que me encanto, por cierto mi historia la publico los martes y viernes Besos!! estamos en contacto!!

    ResponderEliminar
  5. me encanta el capítulo los personajes son muy naturales y la historia es muy realista esta genial sigue así. Lo del padre surfero mola haber si le pones con una tabla en el mar tiene que ser para verlo jeje. Bueno avísame cuando termines el siguiente estoy deseando leerlo.

    besos

    ResponderEliminar